Father’s Day

Este día siempre ha generado emociones y comentarios diversos para JG.  Como saben adopté a JG como mamá soltera, así que salvo por su padre biológico (desconocido) no tenemos un padre oficial.

En estos últimos años esos comentarios y emociones han incluido yo no tengo papá, porqué no tengo papá, yo quiero un papá, tengo un papá que es Diosito y este año la nueva es no tengo papi…las emociones han incluido caritas tristes, caritas de no me importa porque tengo más personas que me quieran y caritas indescriptibles como entre rabia, tristeza y desinterés.

Pero no quiero que haya desinterés, porque quiero que JG entienda, sienta y viva que hay muchas formas de tener familia, que sienta y viva que si bien la nuestra es también una familia, una buena parte de las familias se forman con una mamá, un papá e hijos que viven juntos.

Así que en este día del padre, he estado pensando, qué es un padre? Me he preguntado si las circunstancias están dadas (y aquí me rio de mi misma porque esto es casi que imposible de predecir, como me dijo una amiga, la vida es lo que nos pasa mientras hacemos planes de lo que queremos que sea nuestra vida) para que el Chino considere a Germán como un padre, padastro suena horrendo, así que usamos las palabras “c0mo si fuera tu papá”. Ya esto lo hemos conversado, con miedo admito porque lo menos que quisiéramos es que el Chino pudiera salir herido si nuestra relación llegase a terminar. Pero creo que llega un momento donde uno como que tiene que dejarse de pendejadas y entender que por no decir las cosas no es que no vayan a pasar o no son.

Porque si eres varón padre es quien te cuida, quien te enseña a montar bici, a armar legos, quien lee contigo, quien te baña, quien te pregunta y fastidia para que comas, quien te dice no le hables así a tu mamá, quien te acuesta a dormir cuando mamá está molida, quien te lleva sus álbumes Panini todos viejos, quien se aguanta los malos humores de tu mamá y te dice que así son las mujeres, quien te regaña, quien te amapucha, quien critica a mamá porque se pone jevita si ves que te caes, quien te dice que sigas intentando subirte en el arbol aunque mamá se pone histérica, quien no deja que mamá te consienta de más, quien te pide que no llores como jevita, quien juega futbol contigo, quien te lleva al pediatra cuando mami no puede, quien soluciona contigo temas de varones y te ayuda a entender esas partes de tu cuerpo que las mamis no tienen, en fin, ser papá es algo que va más allá de papeles y de genes, es un tema de roles, actitudes y afectos.

Así que en este día del padre, creo que a pesar de la distancia (nosotros en US y Germán en Caracas) JG y Germán tienen razones para celebrar. El primero no sé si lo entienda muy bien y el segundo probablemente entre en pánico al leer este post, pero como te he dicho más de una vez: estás más listo que MUCHOS para ser papá, tan listo que casi te convertiste en uno sin siquiera darte cuenta (jajaja eso también le pasa a muchos!).

So HAPPY FATHER’ S DAY!!!

Advertisements

Empire State of Mind

Y qué hace uno con esta sensación de haberte dado más que cuenta que ya no perteneces al país en el que vives? Cómo se lidia con la desesperanza de saber que cualquiera de tus esfuerzos por hacer tu vida en tu país como Dios manda puede ser una carrera en donde te cambian la llegada a cada rato?

Siempre vi a NY como una ciudad divina pero una ciudad en la que no quería vivir. Tuve la suerte de escoger dos veces si quería vivir en NY (cuando escogí universidad para postgrado y cuando me ofrecieron trabajo para mi año de international lawyer) y en ambos casos opté por otro lugar. Había un no sé qué, que no me convencía.

Hoy, en cambio, me imaginé viviendo aquí, de esas imaginaciones que asustan, de esas que son reales que terminan casi que siendo proyecciones. Y todavía estoy como en shock, todavía estoy asimilando lo que esto significa.

Is it the Empire or is it Esteban?

Unfiltered thoughts..

and an unedited post, so bear with me.

Mañana nos vamos de vacaciones dos semanas. Como muchos saben, mi abuelita está en cama, tratando de recuperarse de una fractura de hombro y de cadera. Mi abuelita, mi mamma querida, quien cada vez está más desconectada de la realidad. Hoy fui a decirle lo que espero sea un hasta luego, hoy decidí besarla más que nunca, tomarla de la mano mucho rato, limarle y pintarle sus uñitas y decirle que la quería. Hoy sentí un miedo horrendo, un vacio, una sensación de incertidumbre muy intensa. Hoy me tocó sentarme con mi Chino y explicarle que su Nonnita estaba enferma, que aprovechase de consentirla hoy porque nadie sabe qué puede pasar en dos semanas…y no es que esté grave, es que la veo tan débil e indefensa que me asusté.

Como parte de nuestra ida y de lo que parece ser el futuro cercano en su vida y de intentos de organización y cooperación para sus cuidados, tuve que escuchar cosas con las que no puedo lidiar adultamente. Porque sólo tengo ganas de llamar o escribir al victimario, desalmado y egoista para decirle lo que pienso, sin filtros y sin pensar en las consecuencias.  Me quedo pasmada ante el egoismo, ante la comodidad, ante la falta de compasión, ante la estupidez (para usar la palabra que hoy mi Chino encontró para insultar a alguien y ya les cuento qué pasó con él), pero lo que más me enerva la sangre, lo que más me indigna es que eso venga de gente que comparte mi misma sangre. La vida te lo va a cobrar, eso te lo juro, y el día en que nuestra mamma no esté te vas a arrepentir, ese será tu peor castigo, ese y que te morirás solo, porque aunque creas que no, a ti también te va a tocar…Y tu sigue tranquilo, que los demás nos encargaremos.

Y en toda esta intensidad hoy mi Chino me agradeció buscarlo en el orfanato porque soy la mejor mamá y porque podemos pasar vacaciones juntos. Y solito empezó a decir: porque menos mal que la otra gente no me quiso porque yo me porté mal y tu me trajiste acá. Hijito mío, sé que te lo dije hoy mucho pero por si algún día te olvidas y yo no estoy para recordártelo, te lo digo aquí: desde el día que naciste eras perfecto, incluso cuando te portas mal eres perfecto, el problema y los equivocados fueron ellos, fueron ellos los que no supieron querer y ser papás. Y como me dijiste, pidiendo permiso y con temor de decir la palabra, sí, son y fueron estúpidos, pero no te imaginas cuánto agradezco esa estupidez.

Y con toda esta intensidad nos vamos de vacaciones…

Do I get to brag? Ohhh yessss!

Porque estoy convencida que es un derecho que nos viene con la maternidad!

Pero siendo lo más objetiva posible en un tema 99.9% subjetivo (y ya verán para lo que da ese 0.1%), tengo que admitir que presumo de los logros de mi Chino porque pasó 4 años, los primeros 4 de su vida, en un orfanato. Porque en contra de todos (o casi todos) los pronósticos, ha logrado más que superar muchas carencias. Porque a pesar de los muchos libros que leí en donde decían que los tres primeros años eran críticos y que un embarazo no cuidado podía tener consecuencias neurológicas nefastas, hoy es un carajito tan completo que me quito el sombrero.

Seguramente los leeré decir lo que muchos me han dicho, es por ti, es por lo que has hecho. Pero aunque admito que el trabajo constante, el paso firme, la paciencia, las horas de terapia y el amor incondicional fueron (y son porque aún nos falta buuurda) la gasolina, yo estoy convencida de que la verdadera razón es que el motor de este carajito tiene muuuuchos caballos de fuerza!

Si hace casi 4 años me hubiesen preguntado si mi Chino podría, en un futuro cercano: aprender a leer en inglés y en español cuando de casualidad se le entendía lo que decía, traducir un libro de cuentos cortos, contarme sobre brújulas e ímanes, socializar y conversar con el mundo entero, tener una letra bellísima cuando no podía ni hacer los palitos típicos de nursery, colorear y ser tan detallista en sus dibujos, saber amarrarse las trenzas mucho antes que otros chamos de su edad cuando su motricidad fina estaba muy por debajo del promedio, ser un verdugo jugando memoria, disfrutar la comida y no provocarse el vomito como lo hacía, inventar cuentos que lo hicieron merecedor de un diploma, llegar de 34 en un carrera de 145 incluso con niños más grandes y altos que él, dejar de estar en percentil 10 de talla y peso, ser parte de la asociación de estudiantes del elementary school de su cole, participar en una obra de teatro y comérsela, tocar un tambor divinamente, ser fearless ante los riesgos, aprender a controlar su comportamiento en el salón de clases, asumir sus errores y pedir disculpas, ser un chamo equilibrado que en un mismo día es capaz de madrugar, ir a clases, hacer kárate o jugar fútbol, hacer tareas, reirse de sus payasadas, cantar y bailar, llorar, abrazarme como nadie, conversar sobre sus ganas de conocer a la Sra. con la mano estirada en NY, disfrutar una zanahoria y un cheese tris casi que al mismo tiempo, y si podría confiar en el mundo entero, conversar con oraciones larguísimas cuando sus oraciones no pasaban de dos o tres palabras, ser un deportista completo y fuerte, tener la paciencia de sentarse a armar un Lego (un logro gigante por aquello de la paciencia), comer Sushi y picante, probar cualquier vaina que le sirvan en un plato así luego diga ewwwh, rezar en español, italiano y latín y hasta hacer que la loca de su mamá participase en un Concurso de Cartas de Amor y ganase el segundo lugar, les hubiese dicho que NO!

Pero hoy, cuando se acerca el fin de su año escolar y es inevitable pensar en los logros que ha alcanzado, no me queda más que maravillarme ante la realidad, agradecer infinitamente a Dios por hacer que esto haya sido posible y por guiarnos cada vez que el camino se puso complicado.

No queda de otra que  presumir de esto con mucho cariño! Todavía hay muuuucho camino por delante pero si así llueve, pues que no escampe.