Hablando de Lochas

Ayer estaba en una cola inmensa tratando de llegar a mi casa y decidí tomármela con soda. Así que me puse pensativa y me cayó una Locha bien grande.

Recordé algunas de mis relaciones de pareja del pasado, incluyendo mi matrimonio y subsiguiente divorcio. En cada uno de los momentos en que esas relaciones no funcionaron cuando yo quería que funcionasen y en los correspondientes despechos, me preguntaba casi inevitablemente porqué habían terminado esas relaciones o porque no habían llegado más allá esos chispazos que existieron. Me preguntaba, como hago cada vez que pasa algo en mi vida, bien sea bueno o malo, qué tenía que aprender de esa situación y cuál era la razón por la que no podía estar feliz en esos momentos. Usualmente encontraba lo que tenía que aprender, aunque admito que a veces eso se demoraba un poco y lograba verlo sólo cuando había pasado la reacción malcriada de “más nunca me enamoro ni confío en nadie!”. Pero la respuesta a porqué pasaban las cosas, distinta a “ese tipo es un perro!”, no la veía. Hasta ayer…

Ayer me di cuenta que todas esas relaciones con finales infelices o inesperados me llevaron a mi Chino y posteriormente a Germán.

A mi Chino porque las probabilidades de que nos conociésemos y decidiésemos unirnos para siempre -lleven claro que esta decisión no fue sólo mía- si alguna de esas relaciones e incluso mi matrimonio hubiesen sido exitosas y duraderas, son cercanas a cero. Porque es mentira que estando casada y en condiciones de tener un bebé me hubiese atrevido a ser la mamá adoptiva del Chinito. Es probable que ni siquiera lo hubiese conocido.

A Germán porque vistas sus circunstancias personales y las mías, llegó a mi vida y yo a la suya, sólo cuando estuvimos listos para establecer esta relación, con todas sus particularidades y elementos distintísimos a los tradicionales.

Por eso es que digo que ayer me cayó una Locha grandísima. Me cayó la Locha de que todos esos momentos de tristeza, frustración y despecho fueron la preparación para el futuro, fueron la preparación de este presente que no cambiaría por nada del mundo.

Y como dije en mi Twitter, no queda de otra que estar agradecido así que gracias! I would go through it all over again if I had to.

3 thoughts on “Hablando de Lochas

  1. Tenia tiempo sin leerte… Luego me pongo al dia con los otros posts.

    Ojalá y esa locha tambien me caiga a mi! Dicen que lo que uno siembra luego lo recoge y yo de verdad espero que algo como lo que tu describes me pase.

    Por ahora no soy capaz de decir “would go through it all over again if I had to” Todo lo contrario…..

    In the meantime, sigo en la lucha por la locha!!!!!!!!

    Rose

  2. WOW!!! Ira… es increiblemente espectacular lo que escribes y el sentimiento que transmites…
    … Creo que mas de una (o)) esta en la espera que le caiga LA LOCHA!!!
    Simplemente INCREIBLE.
    Besos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s