Crónica de un Duelo 1

Ya saben lo complicado de este duelo, se me ha hecho díficil elaborarlo, sentirlo y manejarlo. Puedo desde ya saber que el camino será arduo pero no queda de otra, hay que transitarlo.

El día de hoy no fue muy distinto de los otros de esta semana: mal humor, tristeza, ganas de hacer nada, desesperanza, incapacidad para concentrarme y llanto reprimido. Lo último solo hasta que vi algo, quizás una tonteria, pero que me trajo recuerdos de mi Mamma con mucha intensidad. Eso sucedió justo cuando el Chino se estaba desvistiendo para bañarse y me estaba esperando. No pude contenerme, así que tratando de disimular le dije que fuese adelantando y me tiré en mi cama a llorar desde lo más profundo de mi ser. El Chino que es todo menos quedado, entró a mi cuarto con su toallita amarrada a la cintura, se me sentó al lado, me abrazó con mucho cariño y preocupado me preguntó porqué lloraba. Aunque no era lo que quería no pude mentirle y le conté. Me abrazó fuerte y de pronto se aseguró de verme a los ojos y con su mirada seria, pero calmada y profunda, me dijo:

Mami lo bueno es que ella está bien, está con Dios, con su “novio” (refieriendose al abuelo), con su “perro” (refiriendose a Junior, su perro que tanto amó), sus amigos y sabes? está aquí al lado nuestro, allá en el baño (donde está un velón prendido para ella desde el día de su entierro) y está aquí (tocandome la cabeza) y aquí (poniendome la mano sobre el corazón). Luego de llorar aún más y repetir la escena anterior, no pude sino sonreirle y darle las gracias de todo corazón por ayudarme.

Las cosas se supone deberían ser al revés, soy yo la que está preocupada porque él ha estado muy inquieto desde que mi Mamma murió, pero hoy con la claridad y la honestidad que sólo un niño tiene, me di cuenta que hay mucho que él puede hacer por mi. Gracias mi Chino por hacerme sentir mejor, por recordarme esas cosas tan sencillas que la ausencia física no me dejan ver y por ser uno de mis mejores maestros en la vida.

Mamma, este dolor no se calma pero no te preocupes por mi, hay pequeños mensajeros y ayudantes a mi lado. Te envío mucha luz y sé que estás aquí conmigo. Descansa en paz mi angel.

 

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s