Siempre tu

Sueles comenzar de la misma manera. Una pesadez o malestar en las vertebras cervicales que se extiende hasta el cuello. Luego una sensación de incomodidad física, de peso, de letargio. Y cuando no te pongo atención decides extenderte a mis ojos y te siento como un punzón en el medio del ojo, usualmente el derecho.  También te asientas en mis parpados para hacer peso y hacerme luchar con eso. Si te he puesto atención comienza mi pelea contigo, porque sé que si te dejo avanzar me vas a tumbar.

Pasas tiempo sin aparecer pero usualmente cuando lo haces te quieres volver constante, es como si no quisieras dejarme. Hace menos de dos semanas te diste con furia y me tumbaste. Hoy te enfrascaste conmigo y desde las 4pm estás insistiendo. Pero yo te hice caso y comenzó la pelea…seis horas después seguimos en la lucha, sigues haciendo peso, sigues generándome nauseas, quieres ganar.

Mi querida migraña, quizás tu vienes a recordarme que soy humana y que tengo limitaciones, quizás eres ese pedazo de mi que decide tirarme en una cama casi llorando del dolor porque de otra forma se me hace dificil descansar.

No sé si odiarte o amarte, sólo sé que hoy necesito descansar, dormir y llorar…

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s