Hay cosas que definitivamente nadie te cuenta.

Nadie te cuenta lo que se siente cuando tienes que desmontar el apartamento de una persona querida que ha muerto.

Nadie te cuenta lo vulnerable que te sientes cuando tienes que doblar pantalones y muchos vestidos para guardarlos en una caja que será donada.

Nadie te cuenta que en cada doblez sientes una vida y cientos de recuerdos que te pasan por las manos.

Nadie te cuenta de las lágrimas que sueltas, ni mucho menos de las que callas cuando sientes olores que nunca quisieras olvidar.

Nadie te cuenta lo intruso que te sientes tocando cada cosa, abriendo cada gaveta, decidiendo qué se queda y qué se va.

Nadie te cuenta las ganas de querer dejar todo cómo está o de tener espacios muy grandes para quedarte con todo.

Nadie te cuenta lo que se siente darte cuenta que TODA nuestra vida se reduce a cajas, las cajas en donde se mete todo, incluido el ataud en el que terminaremos nosotros mismos.

Nadie te cuenta lo difícil que es mantener los recuerdos y las sonrisas sin la presencia.

Nadie te cuenta del dolor de espalda, de cuello y de cabeza con los que el cuerpo te reclama que ya es suficiente por un día.

Nadie te cuenta lo delicado de tu alma, la impotencia que no te abandona, el sentirnos absolutamente incapaces de aceptar la muerte y la sensación de abandono que te atraviesa el pecho.

Hay cosas que definitivamente nadie te cuenta.

 

One thought on “Hay cosas que definitivamente nadie te cuenta.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s