Poca fe

Esta semana estuvo en prueba el Plan T en el Municipio Chacao. Consistió en hacer algunos cambios en la vialidad para disminuir el tiempo de viaje. Me tocó vivir un cambio en El Rosal. Fue hecho a mi medida! Tenía semanas quejándome por pasar hasta una hora en una misma cuadra y con el cambio me demoré los 60 segundos que tarda el semáforo en cambiar.
Como creo en la participación le envié un Tweet a Emilo Graterón para decirle lo maravilloso de los resultados y para felicitarlo. En menos de 5 minutos tuve 4 replies de amigos como estos: Sarcasmo? No es en serio verdad? Es una broma.

Esos tweets me hicieron reflexionar, me mostraron la tristísima realidad de que estamos TAN acostumbrados a que todo en este país sea un caos que ni cuando nos lo dicen claramente creemos que algo puede salir bien.

Este post es un llamado a que recuperemos la esperanza, a que creamos que este país y todos sus problemas SI tienen solución. Es que tenemos que empezar por creerlo, por pensarlo y por imaginarlo. Si no lo hacemos mal podremos construirlo ni mucho menos podremos contribuir a que suceda. Tenemos que abrir los ojos y la mente para aceptar que, a pesar de todo, en Venezuela SI hay chance, SI hay ideas innovadoras que pueden mejorar nuestra calidad de vida y cuando las vemos tenemos que aplaudirlas.