Masoquismo? Nada de eso, se llama Maternidad!

Y sólo una mamá (y quizás algún papá) pueda entender este post. Ver a un hijo sufrir es lo PEOR  para uno. No hablo de sufrimiento porque una novia lo dejó o porque un amigo lo traicionó o porque alguien querido se murió. Hablo del sufrimiento físico, de ese que como hoy le pasó al Chinito, le hizo pegar alaridos por el dolor de un mega raspón (nótese que sobre otro mega raspón en el mismo lugar el día de ayer).

Verlos sufrir así, incluso tener que limpiar esa herida, nos parte el alma. La cosa te desespera no por los gritos sino porque no puedes hacer nada por evitarlo. Solo puedes verlos, acompañarlos y luego abrazarlos y consentirlos.

Pero hoy en medio del proceso deseé robarme ese  raspón para ahorrarle el sufrimiento y creánme que si hay alguien miedosa, llorona y cagona, soy yo. El hecho es que con la maternidad desarrollas ese sentimiento masoquista que te hace capaz de entregar T O D O para proteger a los chamos, es un amor completamente incondicional y sin nada de egoismo. Es una entrega casi que absurda y les puedo jurar que en nombre del amor de madre más de una sería capaz de cometer burradas innombrables.

Gracias a Dios han sido pocos los momentos en los cuales he tenido que ver a mi Chinito sufrir pero los que he tenido han sido suficientes para saber que esto va más allá del masoquismo. Esto es trata de este vínculo maravilloso pero indescifrable que existe entre un hijo y su mamá.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s