Outraged

El mundo está lleno de gente bruta. Así de chévere comienza este post.

Hoy leí esta perla en Time: Should Parents Lose Custody of Their Extremely Obese Kids? En este artículo se indica que el American Journal Association publicó en su revista, un estudio o artículo que recomienda quitarle temporalmente la custodia a los padres de niños muy obesos como solución a la obesidad.

No tengo acceso al artículo completo que se publicó en la revista del American Journal Association pero el de Time fue suficiente para entender lo terriblemente equivocada y absurda de la propuesta. Además de eso, me molestó muchísimo porque yo soy mamá adoptiva y conozco bien de cerca lo que siente un chamo separado de su familia de origen. También fui voluntaria en Fundana y sentí de cerca lo que vive un chamo que, por la razón que sea, no puede estar con su familia biológica. Es que incluso cuando no se sabe de una familia biológica y los chamos llegan a una familia adoptiva que los recibe con un amor gigante e incondicional, hay miedos al abandono, muchas inseguridades que implican mucho trabajo que hacer, muchas horas de terapia y muchas pruebas de afecto por las que uno tiene que pasar.

Es por esto que me parece increible que médicos sugieran algo como esto. Médicos que se suponen deben ver al individuo como un todo. Señores, TODO implica cuerpo, mente y espíritu.

Es qué acaso la forma de solucionar un problema es creando otro peor? Es qué acaso los problemas físicos que se ven, como la obesidad, son peores o más importantes que los emocionales? Es que no vemos que la fuente del problema está en que es más rápido y barato comer porquerias que comer sano? Han revisado en la cuenta del mercado lo que cuesta una guanababa versus un chicharrón? O es que no vemos que no se ha promovido el ejercicio físico como debe ser y en todo lugar? No vemos que la industria alimenticia nos lleva a pensar que comer vegetales no es cool? Basta con sentarnos a ver la TV un rato y ver las propagandas, alguna vez han visto una de vegetales o ensaladas? Nooo, todo lo que vemos son chucherias, fritangas y demás. Y no digo que la culpa sea de la industria del alimento porque creo 100% en el ejercicio de la libertad, pero sí creo que este problema no se puede atacar creando heridas emocionales y mentales de por vida y afectando la autoestima de los niños que de por sí ya tienen que lidiar con la burla por ser gorditos.

“La familia es la célula fundamental de la sociedad”, lo escuché durante muchos años del colegio. Vale la pena invitar a alguno de estos médicos a una clase de Estudios Sociales, a ponerse en contacto con chamos que han estado alejados de sus familias y ver qué fue de ellos con el paso de los años, a entender de una vez por todas que no somos solo cuerpo y que el bienestar empieza por la mente y las emociones.

He dicho!

Advertisements

Lonchera Segura

Los amigos de Cocina Segura dictaron un Taller sobre Loncheras Seguras.

Antes de que digan que somos paranoícos y se hagan la típica pregunta de cómo sobrevivimos nosotros, sí, algunas mamás somos un poco paranoícas y aunque sobrevivimos, nunca es tarde para aprender y desaprender!

Estuvimos conversando desde la 9 am como hasta las 3 pm y hasta cocinamos algunas cosas divinas y sanas, así que los siguientes tips, son solo eso, tips importantes que se me quedaron grabados:

  1. La comida no seca solo puede mantenerse “segura” a temperatura ambiente por dos horas. Si una lonchera, o cualquier comida, va a estar a temperatura ambiente por más tiempo debemos asegurarnos que esté fría con ayuda de friopacks o hielos artificiales y loncheras insuladas.  También ayuda no abrirla a cada rato, si hay varios potecitos mantenerlos bien pegados y asegurarnos que lo frío este solo con frío y lo caliente solo con caliente. Si hay chance de calentar antes de comer, entonces todo en la lonchera debe estar bien frío.
  2. Las temperaturas seguras para los alimentos son menos de 8 grados C y más de 60 grados. Es por eso, por ejemplo, que cuando vamos a descongelar algún alimento debemos hacerlo del congelador a la nevera.
  3. No comprar frutas cortadas. Alguna vez han visto el cuchillo con que el señor del mercado las corta? sucio, sin lavarlo, con el mismo con que cortan los pedazos malos de algunas verduras, etc.
  4. Lavas los huevos? yo nunca lo hacía…Imagina todo lo que pasa desde que un huevo sale de la gallina hasta que lo usas en tu casa.
  5. No descongelar y congelar. Todo lo descongelado debe cocinarse.
  6. Tablas: Estudios recientes demuestran que todas, independientemente del material son focos de bacterias. La solución en reemplazarlas con frecuencia.
  7. Lavarse las manos antes, durante y después de cocinar.
  8. Mantener las tablas, cuchillos y demás implementos MUY limpios y tratar de no usar el mismo implemento para pollo, verduras, etc. Si hay un número limitado entonces insistir más en la limpieza para evitar contaminación cruzada.
  9. La Splenda es aprobada para usar en niños. La Stevia también pero se pone amarga al calentarla.
  10. Si no te gusta el sabor que el limón deja en las frutas para evitar que se oxiden, puedes usar yogurt. Sabe riquísimo y logra el mismo objetivo.
  11. Las lechugas y demás vegetales en bolsas deben ser lavados si el empaque lo indica. Yo pensaba que venían lavados!
  12. Usar Agar Agar es un ingrediente muy natural (aunque caro) para dar consistencia gelatinosa y hacer por ejemplo una crema catalana rápida y rica.
  13. Los jugos naturales para las loncheras pueden mancarlos congelados para que se mantengan mejor.
  14. Las loncheras y todos sus implementos, incluyendo el friopack, deben lavarse todos los días. La lonchera incluso debe ser limpiada por fuera.
  15. Todos los vegetales y frutas deben ser lavados ANTES de cortarlos. La lavada implica usar abundante agua y frotarlos con fuerza.

Estas son las cosas que recuerdo así de la tapa de la cabeza, espero que sean útiles para ustedes.

No me queda más que agradecer a Mariángel Paolini de Cocina Segura por organizar este evento tan chévere y a Eduardo González de La Cacerola Virtual por diseñar y enseñarnos a preparar esas cuatro recetas para locheras tan ricas, fáciles y sanas.  Síganlos @cocinasegura y @CacerolaVirtual

p.d. Me encantó compartir con muchas mamás twitteras como @VidaGaviria, @Tamaraporque, @Julie_Pitufa

There’s no hiding

Este año ha sido malo. Ha venido cargado de pocos golpes pero que me dejaron K.O. Para poder levantarme y seguir (quedarme tirada en el cuadrilatero no era una opción) tuve que ponerme un traje bien duro y cargar con él.

El traje me protegió y cumplió si misión pero ya era hora de quitármelo. Uno pensaría que al quitarse ese peso de encima las cosas mejorarían y las heridas seguro ya estaban sanando. NOT…

Así que tengo días enferma, enfermedades tontas si se quiere pero seguidas: gripe, tos, migraña, dolor en las articulaciones, insomnio, dolor de cuello, piel reseca y no sigo porque creo que ya me expliqué.

Son todos síntomas del dolor, son como ese morado que te sale luego de haberte dado un carajazo.

Hoy tengo que confesar que todos esos síntomas reflejan tristeza, así de simple, sin adornos o explicaciones.

Me tomé dos semanas de vacaciones para, entre lo obvio, tratar de lidiar con ella, aunque a juzgar por las últimas 24 horas, en realidad ella es la que va a lidiar conmigo. Porque no es fácil dejar estar a la tristeza y sentirla y aunque diga que no, estoy tratando de escondérmele.

Pero, y esa era la razón del post, el cuerpo no puede huir porque el dolor físico que casi no me deja ni caminar llega para decirme que ya no hay traje. Por eso tengo que admitir, once and again, I’m sad and I wish you were here.