Se fueron los 37

El mundo está lleno de gente intensa y hasta masoquista que decide hacer revisiones el día de su cumpleaños para ver cómo estuvo la cosa. Yo soy una de esas. Así que de eso se trata este post, hoy será la última vez en mi vida que conteste 37 en todas las planillas y aplicaciones fastidiosas que uno tiene que llenar.

Cada vez que hago estas revisiones concluyo lo mismo: este año de vida fue muy intenso. Quizás por eso dije de vida y no año a secas, porque si hay algo que es seguro es que, independientemente del resultado final, lo que sí hice fue vivir. No hubo ni un solo día de mis 37 que hubiese pasado en vano, siempre hubo una emoción intensa, un agradecimiento por la vida, muchas horas disfrutando, trabajando, llorando, conociendo, peleando, luchando, descubriendo. Fueron muchas horas completas de vida.

Este año viví lo que espero sea el primer año del último matrimonio de mi vida y eso asume que quiero morirme casada.  Viví las maravillas y los retos de ser una familia formada tan inusualmente como la nuestra. Fue un año de comienzos en lo personal, de planes y decisiones divinas que aún no se terminan de materializar pero siguen en pie.

Fue un año completo de los apenas 19 meses en que he estado sin mi Mamma bella, esa que hace 38 años a esta hora mi mamá me cuenta que le quitaba florecitas a un sueter que me tejió porque todos le insistían que iba a ser un varón, aunque ella le pedía a Dios una niña como yo. Qué difícil ha sido estar sin ella, que vivo ha estado su recuerdo cada día de este último año de mi vida.

Este año ha sido uno de los más armoniosos en mis relaciones familiares, sí, hemos tenido desacuerdos pero creo que he hecho un esfuerzo por ponerme en los pies de los demás y moderar la forma, muchas veces duras, en que decía las cosas.

Cada día que pasó me conocí y hasta me quise un poco más, porque me di cuenta que en realidad soy una persona buena y creo que de eso se trata la vida ser feliz siendo bueno.

Este año lo cerré con una emergencia médica fuerte del dueño de mi quincena, de mis sueños, de mi corazón de madre y de mis insomnios. Sentirnos tan vulnerables me recordó lo mucho que tenemos que apreciar la vida y los ratos que nos regala Dios juntos. Son de esas meneadas de mata que te lanzan del cielo para poner todo en perspectiva y valorar solo lo realmente importante.

Y con ese mensaje cierro este año de vida y este post, la vida es muy corta para desperdiciarla estando bravos, preocupados o quejándonos. La vida es para vivirla amando y agradeciendo.

2 thoughts on “Se fueron los 37

  1. Feliz Cumpleaños Ira! Por lo que acabo de leer, no me queda la menor duda de que este, fue un año maravilloso, porque seguiste creciendo como mujer, madre, hija, esposa…. Deseo para ti, que el próximo te regale tanto o más crecimiento que este, pero, con mucha, mucha, muchísima más felicidad. Un abrazo enorme para ti, para José Gregorio y Germán.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s