Faltan cinco pa’ las doce, el año va a terminar

Se me quedaron pendientes algunos deseos del año 2012, pero como siempre asumiré que no eran los deseos que necesitaba por ahora, así que haremos un carry over al 2013.

Pero en lugar de pensar en lo pendiente, quiero agradecer al 2012 todos los aprendizajes que me trajo, las sorpresas maravillosas y por sobre todo las oportunidades de crecimiento. Y es que vivir en la Ciudad de la Furia, en tu primer año de matrimonio, con un hijo pre-adolescente, con un esposo que se estrena en la paternidad, trabajando full time en una petrolera y tratando de recuperarte de un duelo muy sentido es una mezcla de circunstancias bastante retadora. Pero aquí estamos señores, sobrevivimos, vivimos y disfrutamos el proceso, siempre aprendiendo, siempre creciendo, siempre amando intensamente.

Porque de eso se trata la vida, de amar cada segundo de ella.  De eso se trató este 2012 para mi, de una conciencia de amor plena, los 365 días que lo conformaron porque solo con amor y de la mano de Dios es que se avanza.

Gracias a cada uno de ustedes que forma parte de mi vida por inspirarme para recibir y dar amor. Gracias Dios por todos los privilegios de los que me has llenado. I just hope to be worth of them.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s